‘La Purga’: Tres conceptos distintos en una sola palabra (2023)

1.‘La Purga’: El Concepto.

Según el Diccionario de la RAE, la Purga, es una palabra derivada del verbo latino ‘purgare’ y que expresa una acción de purificación o de limpieza. El término puede utilizarse en diferentes contextos, refiriéndose tanto a cuestiones concretas como simbólicas o espirituales. Una purga, por lo tanto, puede consistir en eliminar aquello que es sobrante, innecesario o dañino. Haciendo caso omiso de sus otras acepciones y centrándonos en lo que nos interesa, a ‘nivel político’, la purga consiste en:

a.- ’Perseguir o reprimir a funcionarios, empleados o miembros de una organización, que son disidentes u opositores de un determinado régimen, que se decreta por motivos políticos, y que puede ir seguida de sanciones más graves: despedirlos de su trabajo, o incluso apresarlos y torturarlos’.

b.- ’La mera separación del cargo sin ulteriores consecuencia’, o, más comúnmente, ‘la exoneración seguida por la inhabilitación para ejercer otros cargos, la prisión, el exilio o incluso la pena de muerte con o sin juicio previo’.

2. ‘The Purge’: La Película.

Es el título de una película dirigida por James DeMónaco, protagonizada por Ethan Hawke que nos muestra las peores 12 horas, de un vecindario americano en una ciudad ficticia, durante las cuales todo tipo de delito se puede cometer, es legal y no es punible. La mayoría comete asesinatos a sangre fría. Mientras la familia protagonista debe permanecer encerrada para sobrevivir. En ella se describe una imaginaria sociedad ‘distópica’ ambientada en un futuro real no muy lejano y caracterizado por la gran deshumanización de sus habitantes, por la tiranía de sus gobernantes y por los apocalípticos desastres medioambientales. Se trata de un país asolado por la delincuencia, la corrupción, el hacinamiento en las cárceles y donde la línea divisoria entre la riqueza y la pobreza ha llegado a su máxima cota.

Pese a todo y paradójicamente --en esta ciudad, donde la represión y el terror predominan sobre los derechos civiles, donde apenas existe la pluralidad política, donde la justicia y la libertad son meros y lejanos recuerdos-- la tasa de desempleo y de delincuencia se han reducido al mínimo y la economía ha alcanzado las más altas e impensables cotas, gracias a que el Gobierno sanciona cada año, a modo de ‘ley catártica’, un período de 12 horas, llamada ‘la purga anual’: durante esa noche todo ciudadano, que lo desee y se apunte, puede cometer cualquier delito --desde robos y saqueos a comercios hasta asesinatos-- usando cualquier tipo de armas y todo sin tener que responder ante la justicia, ya que todos los servicios públicos estatales --policía, bomberos y hospitales— contribuyen a la purga permaneciendo cerrados.

En esta misma línea argumental se encuentran las tres más famosas obras llevadas al cine: ‘1984’ de George Orwell, ‘Brave New World’ de Aldous Huxley y ‘Fahrenheit 451’ de Ray Bradbury.

3.- ‘La Purga’: en España.

España, representa una ‘sociedad distópica’ con un régimen totalitario de izquierdas. En ella todo es prácticamente igual a la de la película: la corrupción política, la falta de libertades, la de derechos civiles, las mentiras y la total subordinación de todos los poderes a un Gobierno, pactado entre socialistas, marxistas y comunistas, han vuelto a revivir y a poner de moda, la ya citada y repetida frase de Alfonso Guerra: ‘¡Montesquieu ha muerto…otra vez’! .Todo es igual, excepto que la caída de la economía ya casi alcanza el 9,7%, el déficit público es ya del 10% y con un PIB que puede caer hasta el 10%.

La primera ‘purga’ politícolaboral reconocida de este Gobierno fue la de Edmundo Bal Francés,magnifico abogado del Estado, ex jefe del Departamento Penal y actual Portavoz-adjunto de C´s en el Congreso. En noviembre de 2018, el miembro del Gobierno --más reprobado de la historia de la democracia, hasta ese momento—Dolores Delgado, ministra de Justicia, ‘purgó’ con un cese fulminante a Edmundo Bal. ¿El motívo…? Negarse a firmar un escrito de acusación contra los líderes del ‘procés’ el 1-O, en el que se suprimía del sumario el ‘delito de rebelión’ y solo se mantenía el de ‘sedición’. La explicación –de esa señora que confraternizaba con el comisario Villarejo, el inhabilitado juez Baltasar Garzón y los mandos policiales, Enrique García Castaño, Miguel Ángel Fernández Chico, y Gabriel Fuentes, entre otros-- que ofreció para el cese, ya la sabemos: ¡la Jefatura es un cargo de ‘confianza’ y esa confianza ‘se ha perdido! ¡Bravo ministra, acabó de crear ‘jurisprudencia’ para purgar y cesar impune y legalmente a quien, como y cuando le plazca!

El caso más reciente de ‘purga política’ a la española, lo tenemos en el contundente cese del coronel Diego Pérez de los Cobos, por una supuesta "pérdida de confianza". ¡Vaya, otra vez la ‘pérdida de confianza’! ¡El Gobierno ha vuelto a mentirnos impúdicamente, como acostumbra, pero esta vez por boca del titular de Interior, Fernando Grande-Marlaska! ¡Ministro, quién te ha visto y quién te ve! ¡Tú, que en otros tiempos fuiste considerado como el paladín de la justicia y el azote de la banda terrorista ETA! Yo te conocí, ciruelo, / y de tus frutos comí / /os milagros que tú hagas/ que me los cuelguen a mí’ (del Cuento del cura y la criada, Carreño 1988)

¡Has vendido tu libertad y tu honor por una ‘primogenitura’ ministerial! No puedes mentir en sede parlamentaria del Congreso y del Senado y afirmar solemnemente que --’No ha habido ni habrá ninguna injerencia mientras yo sea ministro’-- para negar, acto seguido, magistralmente que el cese es por la investigación del 8-M, para al instante, dar hasta tres versiones distintas, tres, de una misma mentira. ¿Cómo puedes decir que el cese se debe a un cambio en el cuerpo dentro del marco de la reestructuración de cargos de ‘libre designación con criterios de ‘eficacia y neutralidad’ y quedarte tan cachazudo? ¡Ancha es Castilla, señor Marlaska, aunque más para unos que para otros!

Los ‘leluko adinekoak’ (ancianos del lugar, en euskera), de tu Bilbao natal, suelen decir -y no se equivocan- que ‘las mentiras tienen las patas muy cortas y se suele coger antes a un mentiroso que a un cojo’. Pese a tu importante bagaje cultural y profesional, me permito recordarte dos máximas que nunca, nunca deberías haber olvidado: la primera es de un señor llamado Aristóteles (384 a. C) y que dice: ‘El castigo del embustero es no ser creído, aún cuando diga la verdad’; la segunda -que también te sonará- es del escritor y dramaturgo francés de 1864, Jules Renard, y que sentencia: ‘De vez en cuando, di la verdad para que te crean cuando mientes’. Esta vez, Marlaska -sin ‘Grande’ y sin ‘guion’- te han cogido antes que al ‘cojo’. Has sido la auténtica ‘voz de tu amo’ y el segundo vocero falsario, después de tu compañero Ábalos ¡Él dio seis versiones distintas, seis, del ‘Dolcygate’, y tú solamente, tres distintas, tres, del ‘affaire’ Pérez de los Cobos, por eso eres el segundo! .Porque has mentido a toda España --como ministro y juez-- en sede parlamentaria…debes dimitir --como ministro y juez-- en sede parlamentaria, si todavía te queda algo de dignidad como ministro y credibilidad como juez.

Otro de los motivos principales y ocultos del autoritario ‘cese-purga’ del jefe de la Comandancia de Madrid ha sido por su ortodoxa actuación y firme gestión el 1-O en Catalunya, como contraprestación política del Gobierno de Sánchez a los nacionalistas y separatistas catalanes a cambio de su apoyo en la moción de censura e investidura. ¡Ya basta de tomarnos por ‘tontos de baba’, ‘tontoslaba’ o ‘tontos del haba’ (se puede elegir la que más guste). Creíamos que la teoría ‘conspirativa’ del ‘contubernio judeomasónico’ era ya ‘farina alius facis’ (harina de otro costal)…Pero a raíz de esta gran ‘marlaskada’ nos reafirmamos en que ‘siempre cualquier tiempo pasado fue mucho mejor que este’.

¡Dimita y márchese, señor Marlaska, aunque no se lo susurre aterciopeladamente ‘la voz de su amo’! De hacerlo, conseguirá que Montesquieu resucite otra vez y que aunque a Ud. ‘no le quede siempre París’ -como a Rick (Humphrey Bogart) y a Elsa (Ingrid Bergman) en Casablanca (1942, de Michel Curtiz) —al menos, siempre le quedarán su decencia, su integridad, su honor y su dignidad, y podrá conservarlas –como figura en el tatuaje de su muñeca- ‘Sin pena ni miedo’. Frase que, curiosamente, es también el título de su libro de memorias, publicado en 2016 y sacada de un geoglifo que el poeta chileno, Raúl Zurita, excavó en el suelo del desierto de Atacama, al sur de Antofagasta (Chile, 1993).

Señor Marlaska: Deje de buscar por los rincones la supuesta pepéra ‘policía patriótica’. Ud. sabe, mejor que nadie, que no existe y que es un engaño más de su amo, el Presidente que le sustenta. Políticamente la purga ‘oficial’ ya se ha establecido…y TODOS…TODOS… sabemos cómo, cuándo, por qué y quién ha sido!

Pedro Manuel Hernández esLicenciado en Medicina y Cirugía, en Periodismo y ex Senador autonómico del PP por Murcia

Top Articles
Latest Posts
Article information

Author: Gregorio Kreiger

Last Updated: 12/21/2022

Views: 6203

Rating: 4.7 / 5 (77 voted)

Reviews: 84% of readers found this page helpful

Author information

Name: Gregorio Kreiger

Birthday: 1994-12-18

Address: 89212 Tracey Ramp, Sunside, MT 08453-0951

Phone: +9014805370218

Job: Customer Designer

Hobby: Mountain biking, Orienteering, Hiking, Sewing, Backpacking, Mushroom hunting, Backpacking

Introduction: My name is Gregorio Kreiger, I am a tender, brainy, enthusiastic, combative, agreeable, gentle, gentle person who loves writing and wants to share my knowledge and understanding with you.